5 Tendencias de Mercadotecnia para este 2021

Nadie en su sano juicio pensó que el 2020 sería una verdadera pesadilla y, por lo tanto, no considero muy conveniente tratar de predecir lo que sucederá el 2021. Pero el año nos trajo muchos aprendizajes y cambios en nuestros hábitos de vida y si bien, no tenemos claridad de cuando saldremos finalmente a correr por el mundo sin temor a contagiarnos de Covid, lo que sí es posible, es identificar el rumbo que tomará la mercadotecnia en el futuro próximo. Aquí presento 5 tendencias de que te pueden ayudar para la definición de estrategias en el 2021:


1. Búsqueda de ventas y no de “likes”. El presupuesto de todos los negocios está limitado y será difícil darse el lujo de basar los esfuerzos de mercadotecnia en sólo hacer imagen publicitaria o “branding”, pues es difícil de medir su efectividad. Es cierto que ya hay una gran cantidad de cosas creativas que se pueden hacer en los medios digitales, pero, al final del día, un negocio no vive de “likes”. Por lo tanto, se deberán buscar campañas y acciones con resultados concretos que ayuden a identificar si se consiguen más prospectos y generar más ventas.


2. El “boom” del desarrollo de contenido. Muchas empresas se han dado cuenta que en las redes sociales sus marcas pueden ser, digamos, su propio canal de televisión, donde ya es posible comunicarse de manera directa con su audiencia. Ahora lo ideal es buscar cómo mantener cautivos a sus clientes y no sólo llenarlos de anuncios publicitarios. Se debe trabajar para para crear publicaciones, artículos y videos que ayuden a educar, entretener y mantener el interés de sus clientes en sus sitios web, blogs y perfiles de redes sociales.


3. Ampliar los puntos de contacto en la relación de la empresa con el cliente. Cada cliente busca información e interactúa con las marcas de manera diferente; algunos se comunican por correo electrónico, otros por WhatsApp, sitio web, Facebook, Twitter etc. Las empresas deberán tener capacidad para tener contacto y contestar con rapidez en cada uno de esos medios.


4. Experiencias híbridas “online / offline”. En un futuro próximo volveremos a salir y retomar una parte de nuestra vida normal; visitaremos las tiendas físicas y centros comerciales, regresaremos a los restaurantes y a las oficinas. Aun así, el 2020 forzó a las personas a vivir más tiempo “en línea” y hay cosas a las que ya nos acostumbramos, pues nos presentan mayores comodidades o ahorros. Algunos ejemplos de esto son: las juntas y eventos virtuales, las entregas a domicilio y la venta en línea. Las empresas deberán combinar o entrelazar los productos y servicios que ofrecen tanto en la vida física como en la virtual para ofrecer una experiencia integral.


5. Experiencias personalizadas. Con la hipercompetencia y la hipersaturación de información, los consumidores reaccionarán con mayor facilidad a las ofertas que le hablen a él o a ella, no a las masas. Por lo tanto, las marcas deberán enfocar la comunicación utilizando las herramientas que les permitan enviar los mensajes que se adapten a los gustos muy particulares de cada persona y a tener la capacidad para customizar la experiencia.

Sobre todas las cosas, hay que trabajar para mantenerse relevante, útil y genuino con las audiencias y los clientes. El trabajo del marketing se basa en crecer a la par de los hábitos y necesidades de los clientes, brindándoles una experiencia que les ayude a resolver sus problemas y les facilite la vida, especialmente en estos momentos en los que hay tantos desafíos.

  • Facebook
  • Instagram